Blogia
Be grana, my friend

Jornada 5 REAL MURCIA 0-1 U.D. ALMERÍA (26/09/2007)

Jornada 5 REAL MURCIA 0-1 U.D. ALMERÍA (26/09/2007)

Que lo detengan. Se llama Javier Turienzo Álvarez, tiene cuarenta años y vive en Baracaldo. Será un magnífico funcionario, pero como árbitro de fútbol ayer demostró ser pésimo. Ante todo diré que el Murcia no perdió por él. Los que perdimos fuimos los espectadores, porque este sinvergüenza nos quitó más de media hora de partido. En cuatro minutos de auténtico disparate, Turienzo dejó al Murcia con nueve jugadores. Primero le sacó la segunda amarilla a Gallardo por una mano involuntaria a la salida de un corner y acto seguido con los nervios de los locales a flor de piel, expulsaba a Regueiro por reclamarle una falta. Era el minuto 63.

Hasta ese momento el partido tuvo dos fases, una primera de unos quince minutos, en los que el Murcia llegó con claridad al área del Almería. En tan poco tiempo los de Alcaraz tuvieron tres claras ocasiones para abrir el marcador, en una de ellas el balón fue al palo y parecía que el gol murciano no tardaría en llegar. Pero ahí se acabó la pólvora de los grana y a partir de entonces cedieron el balón a los visitantes, que aceptaron el reto de buen grado. Y vaya si supieron qué hacer con la pelota, moverla de lado a lado con paciencia, cada vez con mayor profundidad. Era cuestión de tiempo que llegara el gol, y llegó en el peor momento, cuando ya el Murcia pensaba en el descanso, en el minuto cuarenta y uno, mediante un cabezazo de Melo.

La segunda parte comenzó mas o menos como había acabado la primera, con el tikitaka del Almería y la empanada murciana. En esas, Mané a punto estuvo de sentenciar en una falta, pero su disparo lejano se estrelló en el larguero. 

Llegó el minuto 59 y con él el show de Turienzo, que encontró en una mano involuntaria de Gallardo la excusa perfecta para mostrarle la segunda amarilla, dejar al Murcia con un jugador menos y encrespar los ánimos tanto del público como de los propios jugadores locales. En ese estado de nervios, Regueiro, que ya tenía una tarjeta, no supo contenerse,  protestó una falta, y claro, Turienzo le mandó a la ducha. El Murcia estaba con nueve y quedaban treinta minutos por delante. Sólo un milagro podía evitar la derrota.

Pero el milagro no llegó y el Almería se limitó a dejar pasar el tiempo, mientras el Murcia buscaba a la desesperada un rebote, una falta al borde del area, un penalti, en fin, un imposible.

Esta ha sido la primera derrota en casa y espero que no sirva de coartada a los agoreros del : "...como todos los años...", "...esto ya lo sabía yo...". Ese pesimismo tan murciano, que casi siempre ha acompañado a este club las pocas veces que se ha asomado a la primera división. Contra el Almería sólo se han perdido tres puntos, como se perderán otros muchos por el camino, pero hay que tener claro que lo importante es que al final haya en el zurrón un mínimo de cuarenta y tres. Y sobre todo, asumir que ni antes eran unos fenómenos, ni ahora unos paquetes.

Alineaciones y puntuación:

REAL MURCIA: Notario (1), Pignol (0), Mejía (1), Arzo (1), Peña (2), Movilla (0), Richi (0), Gallardo (0), Regueiro (0), Goitom (1), Baiano (1)  Abel (69') (1), Íñigo (76') (1) Iván Alonso (85') (-).

U.D. ALMERÍA: Cobeño (2), Bruno (1), Acasiete (2), Carlos García (2), Mané (2), Soriano (2), Juanito (1), Ortiz (1), Crusat (3), Melo (3), Uche (0), López Rekarte (65') (1), Natalio (68') (1), Corona (71') (2)

ESPE Y SABA: Espe (3) confió hasta el último momento en el milagro, mientras que Saba (1) movía la cabeza de lado a lado en un claro gesto de pesimismo.


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres