Blogia

Be grana, my friend

NI UNA PALABRA HASTA EL 18 DE MAYO

NI UNA PALABRA HASTA EL 18 DE MAYO

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Jornada 27 REAL MURCIA 0-3 GETAFE (16/03/2008)

Jornada 27 REAL MURCIA 0-3 GETAFE (16/03/2008)

CERRADO POR DESILUSIÓN.

Jornada 25 REAL MURCIA 0-1 REAL VALLADOLID (24/02/2008)

Jornada 25 REAL MURCIA 0-1 REAL VALLADOLID (24/02/2008)

Como no pude ver el partido, hoy voy a "robar" la crónica del periódico La Verdad de Murcia.

Alcaraz no se tiene en pie
CÉSAR GARCÍA GRANERO   
lunes, 25 de febrero de 2008

Alcaraz es un entrenador para ascender, no para mantenerse. Ahí no da el callo. El Valladolid, un quebrantahuesos en Nueva Condomina, le metió ayer otra sacudida y la grada, constelada de pañuelos, pidió su marcha inmediata. El grito es unánime, convierte la situación en insostenible y obliga al club a tomar una decisión delicada, que debería haber tomado hace tiempo: prescindir de su entrenador. La grada se fue al descanso con el ceño echado y el Murcia, desesperado, ya no dio pie con bola. Ni siquiera fue capaz del recurso de los equipos condenados: convertir esa desesperación en coraje. Con la grada de uñas y el marcador en contra, el Murcia no tenía nada que hacer. Alcaraz ha perdido el rumbo porque ha convertido la desesperación en rutina. Los jugadores del Murcia se dejan la piel, pero en balde.

Por eso el Murcia se queda a seis puntos de la salvación y obligado a hacer en una estación, la primavera, lo que no ha hecho en dos. Alcaraz dijo que el de ayer era, no un partido, sino el partido. Si es coherente con lo que dice no debe esperar a que lo echen, sino marcharse. Como no lo hará, el club deberá ponerlo donde él no quiere: en la calle.

Se preveía un partido de más tensión que juego, con dos rivales verdaderos, separados por pequeñas tonterías que han puesto distancia en su relación. No se tutean. Y mientras hubo tensión y no hubo goles el Murcia se manejó mejor. Sin la zancadilla de un marcador en contra, fue un equipo reciclado, con mejor cara, en un partido sin alternativas: sólo valía ganar. Por primera vez apareció entre líneas de la mano de Abel y Baiano.

Abel, lo único potable

No hubo más remates que otras veces, pero el Murcia estuvo más cerca de hacerlos porque hubo piernas entre el centro y el ataque. Tuvo un mediapunta acertado, Abel. Con él en el campo pasa algo. El ataque se vuelve menos irrelevante. Su entrada un paso por detrás de Baiano, con Rosinei a la izquierda y Goitom a la derecha, fue un acierto. El único ayer de Alcaraz. Ocurrió lo que es ya una costumbre, no una racha: los minutos pasaron, el Murcia no marcó y empezó a desinflarse. El partido entraba en una fase no apaciguada, sino marchita, y la grada, con la paciencia flaca por un pasado oxidado y un presente descorazonador, empezó a chirriar. Le pitó a Goitom, que falló un pase donde más se necesita, cerca del área. En esa zona sólo hay hambre.

El partido desfallecía, se quedaba sin constantes vitales. Por eso el gol del Valladolid le pilló al Murcia durmiendo. Un fallo de De Coz dejó a Llorente donde un delantero mejor está: solo, al borde del área pequeña y con el balón en los pies: el paraíso. No falló el goleador del Valladolid.


El gol puso a los de Mendilibar por delante y la grada empezó a hervir. Había marejada. Nacían pañuelos, que son una señal de descontento al final de un partido, pero anuncian un desastre si aparecen en medio.

El Murcia se va a pique y su entrenador sigue a salto de mata. Cambió de táctica al descanso. Quitó a Goitom para meter a Íñigo y mandó a Rosinei al centro con Pablo. Abel se escoró a la derecha y Richi jugó de delantero. Es otra prueba más de inconsistencia. Un día mete a Iván Alonso y al otro lo quita; un día mete a Regueiro y al otro lo manda a la grada. Ensayos de verano al final del invierno.

Los cambios no funcionaron. El Murcia se hizo con el balón pero no con el mando. Tenía la pelota pero no la autoridad. El Valladolid estaba tan cómodo que se retrepó en la butaca. Se vio ganador por menos que nada y aun así llegó más a Notario que el Murcia a Asenjo. Llorente se quedó solo en el área. Estaba otra vez en el paraíso, pero Notario desbarató la acción. El Valladolid había perdonado pero ni siquiera se inmutó: quedaba poco para el final y sabía que desde ese momento el partido se jugaba más en la grada que en el campo. La tormenta estaba cerca y el cambio de Baiano fue un aviso. La grada silbó a los dos, pero más al técnico que al jugador, que se lo hizo ver llevándose la mano a la oreja: «Escucha a la grada», pareció decir.

Fue un clamor hasta el final. Un punto de 21 no es una mala racha, es un suplicio. El Murcia está a seis puntos del flotador. Necesita un milagro: al menos seis victorias para salvarse. Tiene que avanzar a golpe de zancada y su entrenador actual ya no vale. Subió al equipo, pero un ascenso no es para siempre, no justifica un descenso al año siguiente. Es así, en el fútbol la vida eterna dura muy poco.



Jornada 23 REAL MURCIA 0-1 VILLARREAL (09/02/2008)

NOS VAMOS A SALVAR

A PESAR DE LOS ÁRBITROS.

 REGLA DEL FUERA DE JUEGO.

La aplicación de la regla de fuera de juego se divide en tres pasos: posición de fuera de juego, infracción de fuera de juego y sanción.

Un jugador está en posición de fuera de juego si está "más cerca de la línea de meta contraria que el balón y el penúltimo adversario", a menos que se encuentre dentro de su propio campo. Un jugador que esté en línea con el penúltimo oponente no se considera fuera de juego. Hay que darse cuenta de que los dos oponentes pueden ser el portero y otro jugador de campo, o dos jugadores de campo. También debe remarcarse que la posición de fuera de juego se determina en el momento en el que el balón es tocado o jugado por un compañero de equipo — la posición de fuera de juego de un jugador no se verá alterada por el movimiento posterior de los compañeros de equipo o de los adversarios. Es importante denotar que situarse en situación de fuera de juego no es, en sí, una infracción.

Infracción de fuera de juego

Un jugador en posición de fuera de juego sólo comete la infracción de fuera de juego si, "en el momento en que el jugador toca o es jugado por alguien de su equipo" él está, según el árbitro, involucrado en la jugada ya sea: interfiriendo el juego o a un contrario, o tratando de sacar ventaja de esta posición.

Determinar si un jugador está involucrado en una jugada puede ser complejo. Un jugador no comete una infracción de fuera de juego si recibe el balón directamente de un saque de banda, de puerta o de esquina. Tampoco comete infracción de fuera de juego si el jugador toca y juega un balón que ha sido tocado por última vez por un jugador del equipo contrario (si el toque fue intencionado).

La FIFA publicó unos nuevos consejos para interpretar la regla de fuera de juego en 2003, y éstos se incorporaron a la regla 11 en julio de 2005. La nueva redacción busca definir precisamente los tres casos como sigue:

  • Interferir el juego significa jugar o tocar el balón pasado o tocado por un compañero de equipo.
  • Interferir a un contrario significa evitar que un contrario toque o pueda jugar un balón obstruyendo claramente su línea de visión o sus movimientos, o haciendo un gesto o movimiento que, según el árbitro, llame la atención o distraiga al contrario.
  • Sacar ventaja de la situación de fuera de juego significa jugar un balón que rebota en su dirección desde un poste, o jugar un balón que rebota en su dirección desde un contrario, estando en situación de fuera de juego.

En la práctica, un jugador en posición de fuera de juego puede ser penalizado antes de jugar o tocar el balón si, según el árbitro, ningún otro compañero de equipo que no se encuentre en fuera de juego

La interpretación del árbitro de estas nuevas definiciones aún es objeto de controversia, sobre todo en la definición de qué movimientos puede realizar un jugador en situación de fuera de juego para que no pueda juzgarse que interfiere con un contrario.

Sanción del fuera de juego

La sanción de una infracción de fuera de juego es un libre indirecto para el equipo contrario, en el punto en el que se cometió la infracción. Algunos árbitros, a discreción, permiten que el juego continúe si el equipo contrario ya tiene la ventaja o el balón, para agilizar el juego.

Arbitraje

Para la aplicación de esta regla, el árbitro depende en gran medida de su árbitro asistente, que normalmente se sitúa paralelamente con el penúltimo defensor de la parte del campo en que se encuentra (las técnicas exactas de posicionamiento son más complejas).

La tarea de los árbitros asistentes respecto a los fuera de juego pueden ser difíciles, ya que deben estar atentos a los ataques y a los contraataques, considerar qué jugadores se encuentran en posición de fuera de juego cada vez que se juegue el balón (a menudo desde el otro extremo del campo), y determinar si los jugadores situados en fuera de juego están involucrados en la jugada. El riesgo de error de arbitraje se amplifica por el efecto de la perspectiva, que se hace presente cuando la distancia entre el jugador atacante y el árbitro asistente es significativamente distinto de la distancia al jugador defensor, y el árbitro asistente no está en línea con este último. La dificultad de detectar un fuera de juego es, a menudo, infravalorada por los espectadores. Tratar de determinar si un jugador está en línea con un adversario en el momento en el que se golpea el balón no es fácil: si un atacante y un defensor corren en direcciones contrarias, pueden alejarse dos metros en una décima de segundo.

Historia

Habitualmente se cree que la regla de fuera de juego es una incorporación reciente para combatir la actitud de "chupagoles" o "palomero" en la que los jugadores atacantes permanecen cerca de la portería contraria para aprovechar balones chutados hacia delante, pero de hecho se remonta a los primeros años del juego, en los que era mucho más estricta que ahora. Un jugador estaba "fuera del juego" si se situaba por delante del balón (compárese con el actual fuera de juego del rugby — juego que tiene los mismos orígenes que el fútbol), esto es, entre el balón y la portería contraria. Esta regla no era universal —las reglas originales del Sheffield F.C. no tenían fuera de juego, y jugadores conocidos como kick throughs se posicionaban permanentemente cerca de la portería de los oponentes.

En 1848, HC Malden mantuvo una reunión en sus habitaciones del Trinity College, Cambridge en la que se trató el problema. Representantes del Eton, la Harrow, la Rugby, la Winchester y la Shrewsbury acudieron, cada uno llevando su propio conjunto de reglas. Tras varias horas de conversaciones se definió lo que se considera el primer juego de "reglas de Cambridge".

Desafortunadamente, se han perdido todas las copias de estas reglas de 1848, pero se cree que incluyen reglas que definen los saques de banda, saques de puerta, líneas de centro del campo, reinicios, y la prohibición de agarrarse o empujarse. Incluso permitían que una cadena se usara como larguero.

Lentamente, según se probaron, estas reglas se rescribieron en años sucesivos, y un conjunto revisado de las Reglas de Cambridge apareció en 1856. Una copia de estas reglas, que se cree que son las más antiguas que se conservan, puede encontrarse en la biblioteca de la Shrewsbury School.

Según evolucionó el fútbol en la década de los 60 y de los 70 del siglo XIX, la regla del fuera de juego fue el mayor motivo de discusión entre clubes. Sheffield eliminó a los "palomeros" rectificando sus normas de modo que fuera necesario la situación de un miembro del equipo defensor entre el jugador atacante y la portería contraria; la Football Association también se comprometió ligeramente y adoptó la idea de tres de Cambridge. Finalmente, Sheffield adoptó la norma de la F.A., y la regla de los "tres jugadores" se mantuvo hasta 1925.

El cambio a la regla de los "dos jugadores" llevó a un incremento inmediato en la cantidad de goles anotados. Se marcaron 4.700 goles en 1.848 partidos de fútbol de liga en los años 1924/25. Esta cantidad se elevó a 6.373 goles con el mismo número de partidos en la liga 1925/26.

En 1990 la regla se modificó para considerar que un atacante en línea con el penúltimo oponente no se encontraría en situación de fuera de juego. Este cambio fue parte de un movimiento general de las máximas autoridades del deporte para favorecer el fútbol atacante y permitir que el juego se desenvolviera con más libertad.

En 2003, la FIFA publicó unos consejos más restrictivos para penalizar los fueras de juego, de modo que se favoreciera el juego atacante. De esa manera, un jugador en una posición de fuera de juego no se penaliza siempre, sino que dependerá de sus acciones y posición. Con esta modificación, los atacantes ya no serían penalizados si se encuentran en una posición de no-fuera de juego aunque tuvieran a un compañero de equipo en posición de fuera de juego, siempre y cuando éste se encuentre en actitud pasiva. Esto ha permitido que se marquen más goles a través de pases legítimos a través de la defensa.

Jornada 21 REAL MURCIA 2-3 LEVANTE U. D. (27/01/2008)

Jornada 21 REAL MURCIA 2-3 LEVANTE U. D. (27/01/2008)

Se presentaba el Levante en N.C. con el escaso bagaje de dos goles fuera de casa en toda la temporada y sin conocer la victoria a domicilio. El Murcia por su parte mantenía una buena linea como local, habiendo sumado siete de los últimos nueve puntos disputados en su feudo.

Todo hacía presagiar una victoria grana y más todavía cuando en el primer minuto de la segunda parte Iván Alonso marcaba el uno a cero. El partido parecía bien controlado por los locales y todos los presentes pensábamos que era cuestión de tiempo que llegara el segundo gol que sellara la victoria.

Entonces el Murcia se confió. Lo vió tan fácil que se dejó llevar y el Levante comenzó a aparecer con peligro por los dominios de Notario, sobre todo desde la entrada al campo de Riga. El delantero ghanés le dió otro aire a su equipo, pero los locales parecía que no le daban importancia a las lucecitas rojas que alertaban de que algo iba mal.

De repente, a falta de un cuarto de hora para el final, en un córner, llegó el empate levantinista y siete minutos después Riga le dió la vuelta al marcador al transformar un penalti que se inventó el árbitro. Y un partido que parecía aburrido se convirtió en un manicomio. Faltaban nueve minutos y el Murcia se dió cuenta de que iba perdiendo un encuentro que había tenido en la mano, además tenía un jugador menos, puesto que el penalti también supuso la expulsión de Mejía.

Con todo y con eso, el Murcia consiguió empatar en el minuto ochenta y ocho en un autogol del portero visitante. Al menos se había salvado un punto, podía haber sido peor, pensamos algunos. Y tanto que podía.....

En el minuto noventa, el único murciano que había sobre el césped, Pedrito León, el jugador de la cantera del Real Murcia que el pasado verano fué traspasado al Levante, recibió un balón al borde del área y en claro fuera de juego envió un derechazo que se coló en la portería de Notario como un obús. Era el definitivo dos a tres.

El muleño pidió perdón a la grada por el gol y el Murcia se quedó sin ninguno de los importantísimos tres puntos que ayer se disputaban. Fué entonces cuando volvieron a aparecer los despreciables "mierda-secas-come-pipas", esos que están agazapados a la espera de que las cosas se tuerzan para salir a increpar al equipo, al entrenador y hasta a los propios aficionados que animan al Real Murcia. Ese lastre con el que lamentablemente tiene que cargar el murcianismo y del que prometo no volver a escribir jamás. Para mí han dejado de existir.

En fín, que el partido supuso un grave traspiés de los granas que hace que se asomen peligrosamente al abismo. Habrá que estar preparados para sufrir hasta el final de Liga. Sigo pensando que nos vamos a salvar y estoy convencido de que hay plantilla suficiente para ello.

De momento continuamos con 22 puntos a falta de 17 jornadas, quedan 51 puntos por disputar y necesitamos 21 para salvarnos. A ver si el domingo rascamos algo en el Calderón y nos recuperamos de este palo.

Ahora más que nunca ¡VAMOS REAL MURCIA!

Alineaciones y puntuación:

REAL MURCIA:  Notario (1), De Coz (0), Ochoa (1), Mejía (0), Peña (1), Rosinei (2), P. García (0), Abel (1), Regueiro (0), Baiano (1), Iván Alonso (1), Goitom (69') (0), Iñigo (64') (0), Aquino (76') (1).

LEVANTE U. D.: Kujovic (0), Descarga (2), Álvaro (2), J. Serrano (1), David (2), Juanma (1), M. Ángel (1), Berson (1), Courtois (1), Saúl (1), Iborra (1), J. Fuego (62') (1), León (69') (2), Riga (57') (3).

ESPE Y SABA: Espe (2), Saba (2)


Jornada 18 REAL MURCIA 2-0 OSASUNA (06/01/2008)

Jornada 18 REAL MURCIA 2-0 OSASUNA (06/01/2008)

"Si el camino se hace duro, saboreas la victoria". Así empieza una de las estrofas

del himno del centenario murcianista. Lo cantaron los Second antes del partido y resultó ser una premonición de lo que vendría después, porque por un camino más que trabajoso llegó un triunfo del que disfrutaron equipo y afición"como una sola alma".

El Osasuna, una fotocopia del Murcia, planteó un partido muy físico en el centro del campo, convirtiendo en tarea casi imposible el dar tres pases seguidos y así transcurrió el encuentro hasta que apareció Henok Goitom. El Baltasar particular del Real Murcia regaló a los murcianistas un gol de bandera, un penalti y tres puntos que valen su peso en oro, incienso y mirra.

Ambos equipos iniciaron el encuentro mostrando demasiado respeto mutuo. El juego, bastante espeso al principio, fue aclarándose poco a poco conforme transcurrían los minutos. Las ocasiones en la primera parte fueron escasas, un par de ellas para cada equipo, la más peligrosa llegó con un lanzamiento de falta que el osasunista Dady estrelló en el palo.

La segunda mitad comenzó con un Murcia bastante torpe en defensa y a punto estuvieron los navarros de aprovecharse en varias ocasiones, una de ellas clarísima,  la tuvo Vela en un mano a mano frente a Notario que consiguió despejar milagrosamente. Pero esa máxima del fútbol que dice que quién perdona acaba pagándolo se cumplió a rajatabla y el Osasuna la sufrió en sus carnes de mano de un genial Goitom que en el minuto 73 se recorrió más de medio campo demostrando habilidad, velocidad, fuerza, potencia y puntería para conseguir el gol que abrió el marcador y que cambió el rumbo del partido. Desde ese momento hasta el final el Murcia controló el juego hasta apuntalar el resultado en un penalti que forzó el propio Goitom y que tranformó Abel.

Dos a cero y tres puntos para el Murcia, que lo sitúan noveno en la tabla con veintidós, a veintiuno de la permanencia. Y todavía no ha terminado la primera vuelta.   

Alineaciones y puntuación:

REAL MURCIA: Notario (2), De Coz (1),  Mejía (1), Arzo (1),  Peña (1),  Abel (1),  Pablo García (1),  Movilla (1), Regueiro (1), Baiano (1) Goitom (3) Gallardo (61') (1), Richi (76') (-), Íñigo (58') (1).

OSASUNA: Ricardo (1), Azpilicueta (1), Cruchaga (1), M. Flaño (1), Monreal (1), Puñal (2), Plasil (2), Font (2), Margairaz (2), Vela  (1), Dady (1), Portillo (80') (-), Juanfran (65') (1), H. Viana (75') (-).

ESPE Y SABA: Espe (-), Saba (3)


Jornada 16 REAL MURCIA 2-1 RACING DE SANTANDER (16/12/2007)

Jornada 16 REAL MURCIA 2-1 RACING DE SANTANDER (16/12/2007)

Había que ganar y se ganó. El Real Murcia se reencontró con la victoria seis semanas después. 

No fué un triunfo fácil, porque enfrente tuvo un hueso duro de roer. El Rácing es un equipo serio atrás, con un buen centro del campo y dos delanteros muy peligrosos.

Durante el primer tiempo los cántabros tuvieron más posesión de balón que el Murcia, pero apenas crearon peligro en un par de centros aislados. El juego de los locales se limitaba al pelotazo a Ínigo y a esperar el rechace. Poco más que reseñar de estos aburridos cuarenta y cinco minutos, si acaso una agresión de Pablo García a Smolarek que el árbitro, por suerte, no vió.

La segunda parte, como ya viene siendo costumbre en N.C., fue más divertida. A ello contribuyó Lucas Alcaráz dando entrada a Goitom y a Regueiro en sustitución de Íñigo y De Lucas, que habían estado bastante apagados.

Tras las sustituciones cambió radicalmente el panorama, el Murcia comenzó a jugar con velocidad y a crear peligro. Fruto de ese juego llegó en primer gol, obra de Goitom tras centro de Regueiro. Poco le duró la alegría a los grana, porque seis minutos después empataba el Rácing en un córner que el Murcia defendió de forma horrorosa. Quedaba media hora y con el empate el Murcia estaba en puestos de descenso.

A partir de ese momento se vió de lo que es capaz este equipo. El empate no servía para mucho, el Murcia se lanzó a por el triunfo y éste llegó gracias a un penalti que Baiano transformó en el minuto ochenta y tres. Hasta el final el Murcia supo sufrir y aguantar un resultado que le coloca a veinticinco puntos (según mis cuentas) de la salvación. Estamos en la jornada dieciséis y de seguir con esta media el Real Murcia no descenderá.

El domingo próximo el Real Murcia viaja a la catedral del fútbol español para enfrentarse al Atlhetic de Bilbao, que también tiene 18 puntos. Creo que éste es un buen momento para ganar en San Mamés.

Alineaciones y puntuación:

REAL MURCIA: Notario (1), De Coz (1),  Ochoa (1), Mejía (1), Peña (1), De Lucas (0), P. García (2), Movilla (1), Abel (2), Baiano (3), Iñigo (0), Richi (88') (-), Regueiro (51') (2), Goitom (51') (2).

RACING DE SANTANDER: Toño (1), Pinillos (1), Moratón (1), Oriol (0), L. Fernández (1), J. López (2), Colsa (1), Duscher (1), Ayoze (1), Smolarek (1), Munitis (2), Tchité (60' ) (1), Jordi (66') (1), C. Navas (46') (1).

ESPE Y SABA: Espe (1) , Saba (2)

Jornada 13 REAL MURCIA 1-1 REAL MADRID (24/11/2007)

Jornada 13 REAL MURCIA 1-1 REAL MADRID (24/11/2007)

Los partidos se llaman así porque están divididos en partes:  primera y segunda, pero raramente se da el caso de que estas dos partes sean tan distintas la una de la otra como ocurrió en este Real Murcia-Real Madrid. Lo suyo sería hacer dos crónicas, porque lo único que tuvieron en común las dos mitades fue el nombre de los equipos y el color de sus camisetas.

En los primeros cuarenta y cinco minutos el Madrid dominó completamente la situación gracias a una presión agobiante y a un fútbol rápido y preciso que descolocó al Real Murcia. Hubo momentos en que los defensas locales eran incapaces de darse la vuelta con el balón porque los delanteros madridistas les perseguían hasta la línea de fondo.

El Madrid marcó pronto en una bonita jugada de toque y desmarque que acabó con un remate de cabeza de Robinho en claro fuera de juego. A partir de ahí asistimos a un monólogo madridista del que los jugadores murcianistas eran meros espectadores. Parecía que el segundo gol visitante no tardaría en llegar, pero no llegaba y al Madrid no parecía preocuparle en exceso, mas bien disfrutaba de la situación, se divertía jugando y confiaba en que de tanto madurar, la fruta acabaría por caer al suelo.

 

Después del descanso todo cambió. A los tres minutos De Lucas empató el partido con un fabuloso cabezazo en plancha a la salida de un corner y el Murcia comenzó a creer en sí mismo, mientras que el Madrid experimentó la reacción contraria. Y fue a partir de ese momento cuando se vieron los mejores momentos de juego del Real Murcia en todo lo que va de temporada. Richi, Movilla y sobre todo Abel, se hicieron dueños del mediocampo y todas las oportunidades fueron para los locales, lástima que ninguna de ellas acabara en gol. Ese dominio murcianista se acentuó todavía más cuando el Madrid se quedó con diez por la expulsión de Guti.

 

Goitom, que había salido por Baiano, tuvo la más clara ocasión en el minuto 89, sólo ante Casillas cruzó demasiado el balón y la merecida victoria pimentonera se fue al limbo. Otra vez será.

 

Al final el Murcia sumó un punto que sabe a poco por lo cerca que estuvo la victoria, pero también es verdad que nadie contaba con puntuar y al fin y al cabo para un equipo que busca la permanencia lo importante es sumar y con éste ya son catorce puntos. Según mis cuentas faltan veintinueve para la salvación.

 

Mención especial merece el público de N.C. Ahí sí que ganó el Real Murcia. Si bien otras veces he criticado la falta de implicación del graderío, en esta ocasión me tengo que quitar el sombrero para felicitar a una afición que demostró ser de primera división y estuvo siempre con su equipo, incluso cuando perdía. Esperemos que este sea el inicio de una gran amistad.

 

Alineaciones y puntuación:

 

REAL MURCIA:  Notario (1) De Coz (2) Ochoa (1) Arzo (2) Peña (2) De Lucas (2) Movilla (2) Abel (3) Richi (1) Baiano (1) Íñigo(1) Goitom (73') (1) Iván Alonso (81') (-) Bruno (90') (-)

                                                                                                                                                                                                                                    

REAL MADRID: Casillas (1) Ramos (2) Cannavaro (1) Pepe (2) Marcelo (1) Diarra (0) Gago (1) Guti (2) Raúl (1) Van Nistelrooy (1) Robinho (1) Higuaín (74') (-) Robben (74') (-)

 

ESPE Y SABA: Espe (3) en su línea y Saba (3) demostró que de corazón partío nada: Corazón pimentonero 100%.



¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Jornada 11 REAL MURCIA 0-2 DEPORTIVO DE LA CORUÑA (04/11/2007)

Jornada 11 REAL MURCIA 0-2 DEPORTIVO DE LA CORUÑA (04/11/2007)

Nadie dijo que esto iba a ser fácil. El Murcia va a sufrir para salvarse y partidos como el de ayer habrá más de uno, pero yo estoy convencido de que finalmente lo logrará. También estoy seguro de que en la Nueva Condomina no vamos a ver el "jogo bonito" que piden algunos, pero creo que esta plantilla está capacitada para ofrecer un espectáculo más decoroso que el que nos está ofreciendo últimamente.

Ayer el Murcia practicó un fútbol plano, previsible y carente de profundidad. Sobre todo en la primera parte el equipo se mostró inofensivo, con un centro del campo más ocupado en cerrar los espacios del rival que en crear los propios, una delantera totalmente desasistida y unas bandas incapaces de crear superioridad frente a los laterales. Jugando de esta manera el gol solo podía llegar a balón parado o en un fallo defensivo y en esos aspectos la defensa del Deportivo no dió opción alguna a los granas.

En la segunda mitad el Murcia adelantó la defensa con vistas a que los laterales y el centro del campo apoyaran los intentos de entrar por banda de Gallardo y Regueiro. Esta forma de jugar exige mucha posesión de balón y una defensa muy bien coordinada para cortar los posibles contraataques con la táctica del fuera de juego. Lamentablemente el Murcia no cumplió ninguna de las dos exigencias y por ahí se le fue el partido. En el centro del campo Pablo García no existió y a Richi se le vió muy nervioso e impreciso, mientras que la zaga estuvo desastrosa a la hora de abortar las contras de un rival que, sin hacer gran cosa, supo aprovechar dos de las muchas que tuvo para llevarse el triunfo.

El primer gol visitante llegó tras perder el Murcia el balón en el centro del campo, dando lugar a una rápida transición de los deportivistas que con dos toques superaron la tímida presión de los locales para dejar a Xisco sin mas oposición que los treinta metros que le separaban de Notario. Arzo se había quedado "enganchado" deshaciendo el  posible fuera de juego y el delantero del Depor aprovechó su velocidad para dejar atrás a Mejía, plantarse ante el portero y batirle por alto. 

Inmediatamente después del cero a uno, Baiano picó el balón muy bien ante la salida de Aouate y a punto estuvo de conseguir el empate. Quién sabe si hubiera cambiado el rumbo del partido de marcar ese gol, pero el caso es que Piscu lo sacó cuando ya se colaba y el Murcia siguió jugando en el alambre hasta que llegó el segundo gol visitante en otro contraataque que nuevamente pilló a los defensores murcianos en paños menores.

De ahí hasta el final, un quiero y no puedo de los locales, que encima estaban con diez por la lesión de Pignol cuando ya no quedaban cambios.

A partir de ahora el calendario del Real Murcia es de aúpa, ya que de forma consecutiva tiene que visitar al Valencia, recibir al Madrid, y viajar a Mallorca y al Sánchez Pizjuán sevillista. Una auténtica montaña de la que ya me conformaría que saliese con dos o tres puntos para sumar a los trece que ahora tiene. Y es que nadie dijo que esto iba a ser fácil.

Alineaciones y puntuación:

REAL MURCIA: Notario (1), Pignol (1), Arzo (1), Mejía (0), Marañón (0), Gallardo (1), P. García (0) , Richi (0) , Regueiro (0), Baiano (1), Iñigo (2), Abel (62’) (1), Jofre (62’) (0), Movilla (70’) (0).

DEPORTIVO DE LA CORUÑA: Aouate (1), M. Pablo (1), Coloccini (1), Piscu (2), Filipe (2), Cristian (2), Sergio (1), De Guzman (2), Guardado (2), Verdú (1) , Xisco (2), Bodipo (67’) (1), Lafita (72’) (-), Juan Rodríguez (79’) (-).

ESPE Y SABA: Su comportamiento volvió a ser ejemplar y merecieron la máxima puntuación pero el llegar con cinco minutos de retraso obliga a bajarles la nota (2).


Jornada 9 REAL MURCIA 1-0 RECREATIVO DE HUELVA (28/10/2007)

Jornada 9 REAL MURCIA 1-0 RECREATIVO DE HUELVA (28/10/2007)

Son fáciles de reconocer por su cara-amargao, su auricular-oreja y su bolsa-pipas. Suelen hacerse acompañar por varios perrillos falderos que les rien las gracias. Les gusta aprovechar esos momentos en los que el estadio está en silencio para levantarse y gritar ¡PERROS, MAS QUE PEEEERROS!, ante el alborozo de sus lameculos. Van al fútbol a quejarse, porque "han pagao su abono" y creen que la mejor forma de rentabilizarlo es pitar cuando los jugadores no hacen malabarismos, porque "ellos saben mucho de fútbol" y si no ven lo que esperan se sienten estafados. Celebran a pleno pulmón y sin ningún pudor los goles del Madrid o el Barcelona cuando los anuncian en los videomarcadores y siempre se marchan cuando faltan diez minutos para que acabe el partido.

La de ayer fue una tarde perfecta para que aparecieran estos "murcianistas de pacotilla", por varios motivos: primero porque el Murcia venía de una derrota en Getafe, segundo porque se enfrentaba a un equipo que lucha por el mismo objetivo que los granas y tercero porque el partido del Real Madrid se jugaba a la misma hora que éste. Así las cosas, estaba claro que antes o después aparecerían los pitos contra el Murcia y llegarían las celebraciones de los goles que se marcaran en el Bernabéu. Por mi parte, reconozco que desde pequeño soy madridista y por supuesto que me alegro de los goles del Madrid, pero tengo que decir que ayer sentí auténtica vergüenza ajena al ver a socios del Real Murcia mas atentos a la radio y al simultáneo que a lo que ocurría en el césped de la Nueva Condomina y gritando gooool como locos cada vez que marcaba el Madrid.

En cuanto al partido, lo mejor fue el resultado porque fútbol hubo muy poco, apenas se pueden salvar los cinco últimos minutos del primer tiempo y los diez primeros del segundo. Fué en ese cuarto de hora cuando mejor jugó el Murcia y se vió velocidad, presión, toque, entradas por las bandas, fútbol al fin y al cabo. Fruto de ese arreón murcianista llegó el único gol de la tarde con un remate de cabeza de Regueiro nada mas comenzar la segunda mitad.

Después de eso el Murcia volvió a dar un paso atrás, se hizo fuerte en defensa y tiró de oficio para hacerse con tres puntos importantísimos que le dejan con doce, a seis de los puestos de descenso. Según mis cuentas faltan treinta y uno para la salvación. Esto pinta bien.

Alineaciones y puntuación:

REAL MURCIA: Notario (2), Pignol (2), Arzo (2), Mejía (3), Peña (1), De Lucas (2), Pablo García (1), Movilla (0), Regueiro (1), Baiano (1), Goitom (0), Abel (67') (1), Richi (86') (-) Iñigo (63') (1).

RECREATIVO DE HUELVA: Sorrentino (1), Calvo (1), Beto (1), Cáceres (1), D. Bautista (1), Varela (2), Martins (1), J. Vázquez (0), Aitor (1), Sinama (0), Camuñas (1), Gerard (83') (-), Marquitos (77') (1), J. Guerrero (66') (0).

ESPE Y SABA: Espe (-) no pudo ir y Saba (1) se pasó todo el partido mas cabreao que un mono.

Jornada 7 REAL MURCIA 0-0 REAL BETIS (07/10/2007)

Jornada 7 REAL MURCIA 0-0 REAL BETIS (07/10/2007)

Típico partido de entrenadores el que se jugó ayer en Nueva Condomina.
Tanto el Murcia como el Betis plasmaron sobre el terreno lo que Alcaraz y Cúper habían dibujado en sus respectivas pizarras. Fútbol control y poco espacio para la improvisación, lo que explica en gran medida el resultado final del encuentro.

El Murcia, quizás por su condición de local, dominó a su rival, pero le faltó pegada. Así fueron pasando los minutos con la sensación de que el juego estaba atascado, que no había resquicios por los que atacar las lineas enemigas.

La primera ocasión llegó a la media hora, la tuvo el Betis y fué a balón parado: libre directo que Caffa envió al larguero. Esto parece que espoleó al Murcia que, bajo la impecable dirección del recuperado Pablo García, se fué a buscar el gol y a punto estuvo de conseguirlo en un remate de Baiano, que Ricardo (gran partido el suyo) desvió al larguero.

En el segundo tiempo mas fútbol control y el dominio grana duró hasta que el equipo se partió en dos, cuando Pablo García se quedó sin fuelle y el Murcia sin centro del campo. Creo que Alcaraz debió sustituir al uruguayo, porque en el último cuarto de hora no podía con su alma debido al enorme esfuerzo realizado. Pese a ello fue el mejor jugador sobre el campo, con mucha diferencia sobre el resto.

Las ocasiones en la segunda mitad fueron del Murcia, pero todas vinieron de tiros lejanos que Ricardo resolvió con acierto. La más clara la tuvo Baiano tras un rechace a disparo de Peña.

Al final el Betis puso algo de suspense con un par de contras y el partido se consumió sin que llegase a funcionar el marcador.

Un puntico mas que suma el Murcia. Ya tenemos nueve y según mis cuentas "solamente" faltan treinta y cuatro para estar salvados. Vamos por buen camino.

Alineaciones y puntuación: 

REAL MURCIA: Carini (1), Pignol (0), Arzo (2), Mejía (2), Peña (2), Gallardo (1), Pablo García (2), Movilla (1), Jofre (1), Baiano (1), I. Alonso (1), Abel (81’) (-), Goitom (68’) (0), Regueiro (68’) (0)

REAL BETIS: Ricardo (2), Damiá (2), Rivas (1), Juanito (1), F. Vega (1), Xisco (0), Juande (1), Capi (1), Caffa (1), Edu (1), Sobis (0), Melli (46’) (1), Mark Glez. (61’) (1), Pavone (80’) (-)

ESPE Y SABA: (3) Antes de empezar el partido intercambiamos nuestros asientos para ahuyentar el mal fario del partido anterior. Haremos lo mismo cada vez que el Murcia pierda en casa. Por descontado que esperamos no volver a cambiar.


Jornada 5 REAL MURCIA 0-1 U.D. ALMERÍA (26/09/2007)

Jornada 5 REAL MURCIA 0-1 U.D. ALMERÍA (26/09/2007)

Que lo detengan. Se llama Javier Turienzo Álvarez, tiene cuarenta años y vive en Baracaldo. Será un magnífico funcionario, pero como árbitro de fútbol ayer demostró ser pésimo. Ante todo diré que el Murcia no perdió por él. Los que perdimos fuimos los espectadores, porque este sinvergüenza nos quitó más de media hora de partido. En cuatro minutos de auténtico disparate, Turienzo dejó al Murcia con nueve jugadores. Primero le sacó la segunda amarilla a Gallardo por una mano involuntaria a la salida de un corner y acto seguido con los nervios de los locales a flor de piel, expulsaba a Regueiro por reclamarle una falta. Era el minuto 63.

Hasta ese momento el partido tuvo dos fases, una primera de unos quince minutos, en los que el Murcia llegó con claridad al área del Almería. En tan poco tiempo los de Alcaraz tuvieron tres claras ocasiones para abrir el marcador, en una de ellas el balón fue al palo y parecía que el gol murciano no tardaría en llegar. Pero ahí se acabó la pólvora de los grana y a partir de entonces cedieron el balón a los visitantes, que aceptaron el reto de buen grado. Y vaya si supieron qué hacer con la pelota, moverla de lado a lado con paciencia, cada vez con mayor profundidad. Era cuestión de tiempo que llegara el gol, y llegó en el peor momento, cuando ya el Murcia pensaba en el descanso, en el minuto cuarenta y uno, mediante un cabezazo de Melo.

La segunda parte comenzó mas o menos como había acabado la primera, con el tikitaka del Almería y la empanada murciana. En esas, Mané a punto estuvo de sentenciar en una falta, pero su disparo lejano se estrelló en el larguero. 

Llegó el minuto 59 y con él el show de Turienzo, que encontró en una mano involuntaria de Gallardo la excusa perfecta para mostrarle la segunda amarilla, dejar al Murcia con un jugador menos y encrespar los ánimos tanto del público como de los propios jugadores locales. En ese estado de nervios, Regueiro, que ya tenía una tarjeta, no supo contenerse,  protestó una falta, y claro, Turienzo le mandó a la ducha. El Murcia estaba con nueve y quedaban treinta minutos por delante. Sólo un milagro podía evitar la derrota.

Pero el milagro no llegó y el Almería se limitó a dejar pasar el tiempo, mientras el Murcia buscaba a la desesperada un rebote, una falta al borde del area, un penalti, en fin, un imposible.

Esta ha sido la primera derrota en casa y espero que no sirva de coartada a los agoreros del : "...como todos los años...", "...esto ya lo sabía yo...". Ese pesimismo tan murciano, que casi siempre ha acompañado a este club las pocas veces que se ha asomado a la primera división. Contra el Almería sólo se han perdido tres puntos, como se perderán otros muchos por el camino, pero hay que tener claro que lo importante es que al final haya en el zurrón un mínimo de cuarenta y tres. Y sobre todo, asumir que ni antes eran unos fenómenos, ni ahora unos paquetes.

Alineaciones y puntuación:

REAL MURCIA: Notario (1), Pignol (0), Mejía (1), Arzo (1), Peña (2), Movilla (0), Richi (0), Gallardo (0), Regueiro (0), Goitom (1), Baiano (1)  Abel (69') (1), Íñigo (76') (1) Iván Alonso (85') (-).

U.D. ALMERÍA: Cobeño (2), Bruno (1), Acasiete (2), Carlos García (2), Mané (2), Soriano (2), Juanito (1), Ortiz (1), Crusat (3), Melo (3), Uche (0), López Rekarte (65') (1), Natalio (68') (1), Corona (71') (2)

ESPE Y SABA: Espe (3) confió hasta el último momento en el milagro, mientras que Saba (1) movía la cabeza de lado a lado en un claro gesto de pesimismo.


Jornada 3 REAL MURCIA 1-1 ATLÉTICO DE MADRID (16/09/2007)

Jornada 3 REAL MURCIA 1-1 ATLÉTICO DE MADRID (16/09/2007)

Quién lea esto (si es que álguien lo lee, que no creo) ya sabrá que el Atlético marcó pronto y luego se dedicó a sestear, que el Murcia le apretó y al final consiguió empatar, que el Murcia fué superior, que pudo ganar y que el estadio estaba casi lleno. Y si no lo sabe, ya se lo digo yo. Pero lo que seguramente no sabrá es que es posible estar a las cuatro y cuarto comiendo en Casa Félix de Barinas y a las cinco y cinco estar sentado en la fila 38 de la Tribuna Lateral de Nueva Condomina, viendo un Real Murcia-Atlético de Madrid. ¿Qué?, ¿que no?, pues eso mismico es lo que hicimos ayer la Espe y yo. ¿Qué hacíamos en Barinas?, la Espe quedar tercera en la VI Carrera Popular Virgen del Rosario -¡Toooooma Jeroooooma! y yo acabar la carrera, que no es poco, porque no veas tú la de cuestas que tiene el pueblo éste de los cojones. El retraso se lo debemos a los organizadores de la carrera, pero esa es otra historia, lo importante es que aún tuvimos suerte y pudimos comer y llegar a tiempo. A las cinco menos diez ya teníamos el coche aparcado y estábamos andandico hacia el estadio, que me dá a mí que hemos batido un récord y tó. El paseo hacia Nueva Condomina con un solazo importante lo hicimos rodeados de camisetas del Murcia y a mí, a pesar del calor, ya empezaba a ponérseme la carne de gallina (la gallina en piel, que diría el otro).

Una vez dentro, tomamos asiento y a disfrutar. En primer lugar del ambientazo, mas de veintisiete mil almas, que se dice pronto, y todos con ganas de animar al Murcia. Cómo ha cambiado la cosa desde aquellas tristes tardes de hace cuatro años en la Condomina. Ahora la gente va al campo con el orgullo de ser murcianista y no con aquel estúpido complejo de inferioridad que se palpaba en el ambiente. Algo grande se está fraguando alrededor del Real Murcia. Algo muy grande.

Lo que fué el partido está muy bien resumido en el video de abajo y por eso no me voy a extender. Simplemente diré que el Murcia, sin hacer un gran fútbol (y es que se notó la ausencia por lesión de Pablo García), mereció mayor premio que un empate, aunque, a priori muchos hubiéramos firmado ese resultado. El Atlético que vimos fue penoso, se limitó a marcar un gol que Agüero se fabricó él solito y a verlas venir, a la espera de una contra que finiquitara el choque. En vez de eso se encontró con un Murcia peleón, que poco a poco fue haciéndose con el mando y que, si no empató antes del descanso fué por la mala puntería de Richi en las dos ocasiones clarísimas que tuvo sólo frente a Leo Franco. En la segunda parte mas de lo mismo, con un Murcia cada vez mas volcado y un Atlético muy conformista, hasta que llegó el golazo de Gallardo, a pase de Abel (ambos acababan de entrar de refresco). Era el minuto 81 y a partir de entonces el Atlético atacó un poco más, pero ya era tarde para ellos. Al final, reparto de puntos y el Murcia que sigue invicto. Ya son cinco punticos menos para llegar a los salvadores cuarenta y tres.

Alineaciones y puntuación: 

REAL MURCIA: Notario (1), Pignol (0), Mejía (2), César Arzo (2), Peña (3), De Lucas (1), Movilla (1), Richi (1), Regueiro (2), I. Alonso (1), Baiano(1), Abel (70') (1), Gallardo (59') (2), Goitom (59') (1)

ATLÉTICO DE MADRID: Leo Franco (2), Seitaridis (1), Pablo (0), Perea (1), Pernía (0), Maxi (0), R. García (1), Maniche (0), Simao (0), Agüero (2), Forlán (0), Motta (67') (1), Reyes (51') (1), Mista (79') (-)

ESPE Y SABA: El peazo abrazo que nos dimos La Espe y yo para celebrar el gol del Murcia (3)


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Jornada 1 REAL MURCIA 2-1 REAL ZARAGOZA (25/08/07)

Jornada 1 REAL MURCIA 2-1 REAL ZARAGOZA (25/08/07)

Con hechuras de primera, así ha comenzado el Murcia la temporada.

Ante un rival de los llamados a estar en la parte alta de la clasificación final, Lucas Alcaraz ha hecho un planteamiento perfecto basado en el orden. El equipo bien juntito sin dejar resquicio alguno al rival, presionando mucho en el centro del campo para recuperar el balón y salir con rapidez a la contra. Todo ha salido a pedir de boca, sobre todo gracias a ese jugadorazo que es Pablo García, el uruguayo ha sido hoy el amo del medio campo. Un lujo para este Murcia recién llegado a la liga de las estrellas.

No han tardado los locales en abrir el marcador. En el minuto diecisiete una falta lejana lanzada con maestría por Pablo García a la espalda de la defensa aragonesa, encontró la cabeza de Mejía que peinó a la red. Uno a cero y Nueva Condomina estalla de alegría.

Después del gol, el Zaragoza ha pasado a tener más el balón y fruto de ese dominio ha llegado el empate en el minuto treinta. Oliveira controla un balón al borde del area de espaldas a la portería, se dá la vuelta y antes de que reaccione la defensa se saca de la chistera una rosca perfecta que entra por toda la escuadra. Notario, algo adelantado, nada pudo hacer. Golazo.

Con tablas en el marcador se llegó al descanso.

En la segunda parte, el Murcia se ha hecho dueño y señor del medio campo, con un majestuoso Pablo García por el que pasaba todo el juego de los grana. De sus botas, cómo no, ha salido la jugada del segundo gol. Le roba el balón a Zapater en la frontal, amaga el tiro y habilita a Baiano que no perdona. Era el minuto 69. El gol ha hecho mucho daño al Zaragoza, que hasta entonces parecía conformarse con el empate. A partir de ese momento los maños trataron de atacar a la desesperada, mientras el Murcia lanzaba contras con mucho peligro, más aún después de la expulsión de Matuzalem por una fea entrada a Regueiro. Al final, dos a uno y tres puntos que se quedan en casa, tres menos para alcanzar los ansiados cuarenta y tres.

Alineaciones: y puntuación:

REAL MURCIA: Notario (1), C. Torres (1), Mejía (2), Arzo (1), Peña (2), De Lucas (1), P. García (3), Richi (2), Regueiro (1), Baiano (2), I. Alonso (1), Pignol (87') (-), Goitom (64') (2), Abel (70') (1).

REAL ZARAGOZA: César (1), Diogo (1), Ayala (1), Sergio (0), Juanfran (0), Gabi (1), Zapater (0), Matuzalem (1), Aimar (0), S. García (1), Oliveira (2), Generelo (80') (-), Óscar (70') (-), D. Milito (62') (0)


ESPE Y SABA: La Espe cantando el "¡VAMOS REAL MURCIA, VAMOS CAMPEÓN!" (3), Saba (2)
 

PD: Desde ya lo dejo dicho: HENOK GOITOM, ojo a este jugador, OJO. Va a ser una de las sensaciones, no sólo del Murcia sino de la Liga española. Y si no, al tiempo.


Fila 38 Tribuna Lateral Superior

Fila 38 Tribuna Lateral Superior

Sí señor, ésa es mi ubicación en la Nueva Condomina, y desde tan privilegiada atalaya me dispongo a presenciar la temporada 2007/08, con el Real Murcia en la primera división del fútbol español.

Ilusión. Esa es la palabra que define lo que está viviendo el club en su retorno a la aristocracia futbolística. Una ilusión desbordante que ha arrastrado a veinticinco mil fieles, hecho sin precedentes en la ya casi centenaria historia del Real Murcia.

Y yo, uno más de esos veinticinco mil ilusionados, que no ilusos, procuraré contar aquí mis impresiones sobre cada uno de los partidos de liga que los pimentoneros jueguen en casa.

¡Vamos Real Murcia!


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres